Mi historia personal

 

 

Mi historia personal

 

 

Llega un momento en el que toda persona se plantea cuáles son sus sueños en la vida. ¿Qué quiero hacer? ¿A dónde voy? ¿Me reconforta la vida que tengo? Y ante estas preguntas surgen aspiraciones, objetivos, metas. Acompañándolos aparecen las respuestas. Difíciles en ocasiones, pero tan simples en otras y tan alcanzables. Porque todo, si tú quieres, se puede lograr. Nada es inalcanzable si se ansía con fuerza y se lucha contra viento y marea para lograrlo.

 

Trece años son los que han pasado desde el momento en el que decidí dar un giro radical a mi vida como producto de el apogeo de ilusiones que asaltaban mi día a día, así surgió la iniciativa de unirme a una gran empresa de cosméticos como es Oriflame.

 

Soy consciente de la situación laboral que viven muchas mujeres que, al igual que yo en su momento, tienen que sacrificar una gran parte de su tiempo dedicándola a trabajar, con horas mal pagadas y una figura autoritaria que, muchas veces, en lugar de propiciar nuestro desarrollo personal sólo lo entorpecen. Es entonces cuando uno se replantea si la situación podría mejorarse y empieza a buscar soluciones que respondan al cómo hacerlo.

 

Los comienzos no son un camino de rosas, es complicado. Comenzar desde cero, con las dificultades que suponía en aquel momento el acceso a internet de forma constante que, por otra parte, era el camino que yo había escogido para desarrollar mi nueva visión profesional. Me centré en un sistema que, consideré, se adaptaba mejor a las expectativas que tenía: enfocarlo de otra forma, usar la red como método de difusión. Esta elección supuso dedicar tiempo, y muchísimo dinero en bonos por horas, en un ciber. Sin embargo, no me arrepiento de haberlo hecho, invertí tiempo y dinero, sí, pero con un propósito claro y un afán de superación propio de los que queremos conseguir crecer en el terreno laboral.

 

El esfuerzo trajo consigo una gran recompensa: la experiencia. Fui aprendiendo poco a poco, rectificando los errores que iba cometiendo y adquiriendo conocimientos que eran un mundo nuevo para mí.

 

Aún recuerdo cómo fueron los inicios; comencé, como muchos, sin tener mucha orientación al respecto, sirviéndome como único referente la experiencia que iba adquiriendo con cada paso que daba. Al principio supuso una gran dificultad el hecho de tener que hacer frente a la responsabilidad que suponía dirigir un foro con más de cincuenta personas que responder al día.

Comencé en el año 2002, y aún a pesar del tiempo que ha pasado, sigo dedicándome a expandir mi negocio de forma online y, reconozco que, no me agrada hacerlo de otra forma porque ya es un terreno que domino y en el que me siento cómoda. Puedo desenvolverme con fluidez.

El primer contacto que tomé con Oriflame lo recuerdo por ser un momento en el que me sentí fascinada por su sencillez, el contacto de persona a persona. Siempre me he caracterizado por ser una persona natural, por eso me sentí identificada con la forma de trabajar que lleva a cabo esta empresa. Me cautivó su naturalidad. El contacto directo, la atención personificada, la dedicación, son virtudes que puedo ofrecer a esta empresa contando con la honestidad que proporciono a todos mis clientes. A medida que ha avanzado el tiempo puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que Oriflame me ha proporcionado la oportunidad de desarrollarme de forma profesional y personal, porque también he conocido grandes personas que han pasado a formar parte de mis amistades. Es por este motivo por el que considero que hay que dar una oportunidad a quienes nos rodean, tomarnos la vida con calma y sin exaltaciones porque, nunca se sabe, cuándo puedes volver a encontrarte a alguien en otro momento.

 

Gracias a esta gran empresa pude también vivir uno de los momentos más emocionantes que recuerdo, todo sucedió hace siete años cuando me comunicaron que había sido elegida como ganadora nº1 en España junto con otra ganadora más. Fue entonces cuando planeé uno de los mayores viajes que he podido realizar en estos años: Moscú, ese fue el destino para las premiadas. Allí me encontré con un panorama digno de película de elevado presupuesto: un hotel maravilloso, un inmenso despliegue de medios para la elaboración de la presentación de las ganadoras y unas atenciones que me sorprendieron. Todas las presentaciones se realizaron en inglés porque el público que asistía era de carácter internacional. Estaba planeado conocer a la Ganadora nº1 mundial, aquella que había superado con creces los objetivos y, cabe destacar, una presencia y elegancia propia de aquella mujer coraje, luchadora, cuya mirada es capaz de transmitir mejor que cualquier persona con labia. Transmitía seguridad, certeza, una mujer con carácter.

 

De esta forma, con algo que empezó siendo una aspiración, conseguí ir escalando puestos e ir creciendo y desarrollándome personal y profesionalmente.  Escuchar tu nombre en una convención siendo nombrada ganadora y ver cómo reconocen la labor que realizas, el esfuerzo que dedicas a tu profesión, son momentos que generan una satisfacción que sólo se puede experimentar para comprender.

 

Así, no me arrepiento de haberme inmerso en aquella aventura que suponía comenzar de cero con el riesgo que ello suponía. A día de hoy gozo de una estabilidad profesional que me aporta increíbles gratificaciones y bienestar.

 

Me llamo Carmen Pineda, Directora Ejecutiva de Oriflame en el puesto número 91 del mundo. Esta es mi historia y la comparto con la esperanza de que ésta sirva como referente para descubrir cómo la vida puede cambiar cuando uno se propone un giro, una forma de salir de la rutina y labrarse un futuro prometedor que sea capaz de cumplir con las expectativas marcadas.

 

Deseo, con total intensidad, que todo el que se lo proponga consiga hacer sus sueños realidad de la misma forma que yo lo he hecho. Te animo a empezar de cero sin miedo, porque de los errores se aprende y la experiencia siempre te servirá de aliada.

 

¿Te unes a la aventura? Sólo tú puedes dirigir el tren de tu vida y yo te animo a hacerlo sin horarios, sin limitaciones, sin jefes. Sé tú, con tu capacidad creativa, con tus sueños, con tus ilusiones, quien decida a dónde ir.

 

 

Agradecimientos:

 

A mis dos maravillosos hijos, a mi acompañante fiel a cada aventura en la que me embarco y apoyo incondicional. A día de hoy tengo la certeza que ha jugado con su presencia un papel primordial en la superación de mis objetivos, para alcanzar las metas que me he propuesto. Mi familia, la que me ha servido de soporte en los malos momentos y de cómplice en las alegrías, dándome impulso para continuar adelante ha hecho posible que hoy esté aquí, contando mi historia. A todos ellos debo darles las gracias porque, sé con total seguridad, sin ellos nada sería como es.

 

A mis directoras, darles las gracias de todo corazón. Os dedico este párrafo porque sé el mérito que supone conseguir ser nombrada como directoras/es . Este es un gran paso que os animará a seguir avanzando. Os deseo suerte en este camino que habéis emprendido.

 

Agradecer, de igual modo, a la empresa ORIFLAME COSMÉTICOS ESPAÑA, por brindarme la oportunidad de crecer y de seguir creciendo. Una empresa que apuesta por el desarrollo personal, una labor envidiable y única. A todos los miembros que conforman Oriflame:

Equipo de atención al cliente; Contabilidad; Marketing; Área jurídica; Ventas.

 copyright ©

Contacto:

 

WhatsApp: 626 949 254

info@carmenpineda.com

www.carmenpineda.com 

 

© 2002- 2017. CarmenPineda.es - Pagina Oficial

Todos los derechos reservados. Tlf y whatsapp 626949254 email info@carmenpineda.com







Diseño Web Diseñador Web